Análisis de la encuesta sobre Altas Capacidades.

El pasado 9 de mayo, la Plataforma de Apoyo a las Altas Capacidades elaboró y distribuyó a través de la web y redes sociales una encuesta destinada a personas  no vinculadas directamente con las AACC para conocer su opinion y entender la información que manejan al respecto.

Se consiguió una muestra de 717 personas, de las que 231 (32,2%) se dedican a la docencia.Gracias a esta participación , se extrajeron datos relevantes sobre su conocimiento real del colectivo, sus características y necesidades.

Así, cabe destacar que el 90% de los docentes afirman saber que son las AACC, un 51,3% reconocen no tener ninguna formación, el 80,6% creen que el mito más consolidado sobre las altas capacidades es igualarlas al alto rendimento escolar y un 89,6% consideran que este alumnado necesita una atención específica para desarrollar sus capacidades.

Os animamos a leer en el siguiente enlace el análisis y las conclusiones extraídas por su autora, Pilar Naranjo Córdoba, miembro de la Plataforma y responsable del presente trabajo. Esperemos que pueda ser de utilidad para la sociedad en general y para la comunidad educativa en particular.

https://drive.google.com/file/d/16zl-X9DfSUF_6J9PqMq0HpAsbc3Yaj1z/view?fbclid=IwAR31SYMVURNUXAhl_0MtER69ZvJycqMZlOJaDZQ4tH8Tjxl6ZdgAr8QUgCc

Vacaciones de altas capacidades.

Parece que en verano las altas capacidades desaparecen, y alguien podría decir al leer esto:
“Claro, se igualan a las capacidades de los demás”.
No es cierto, claro. En verano, sin el yugo de la escuela que sujeta y limita, las aacc dejan de parecer un problema para convertirse en una aventura si tienes la suerte de tenerlas y la posibilidad de disfrutar un verano libre, a tu gusto, siguiendo tus intereses y motivaciones.
Para las familias el verano es un respiro, respiro de reuniones, solicitudes, entrevistas con tutor, con orientador, respiro de de leer leyes, de hacer escritos y de ponerse delante de un toro que creían que venia resuelto por el sistema: la educación formal de sus hijos. Mientras hacemos esto durante el curso, muchos lidiamos, además, con estados de ánimo alterados de estos mismos niños que son obligados por ley a estar en los centros educativos y, por ley también, deberían estar atendidos en la escuela, cuando esta última parte se olvida y se omite sistemáticamente, salvo honrosas excepciones.

Parece que en verano las altas capacidades se disuelven porque aparecen menos en redes, los foros paran, las dudas paran, los ejemplos paran y con el calor todo se atenúa.
Pero hurgando un poco descubres que a partir de agosto algunos niños (más de uno, dos y hasta de quince…) empiezan a tener morriña inversa de la escuela, y aun quedando más de un mes para entrar, empiezan las pesadillas, a hacer alguna referencia suelta al colegio, cuando no una queja clara de que ya queda poco para empezar, y aquí sí, solo las familias que pasamos por esto entendemos la angustia que encierran estos detalles. Aquí es donde escuchamos el manido comentario: “A todos los niños les pasa lo mismo”. Y no es cierto. Y si lo fuera, todas las familias deberíamos hacer algo porque TODAS tendríamos un problema.
Hace dos días, o sea, este mismo agosto de este mismo verano, he vuelto a comprobar que en estas fechas nuestras cabezas se empiezan a llenar de cole por las noches y por el día, como la de nuestros niños. He visto a otra mama de colores ya dándole vueltas al nuevo curso y he sentido empatía por cercanía, sin saber dónde está ella. Somos muchos a estas alturas rumiando lo mismo, por eso tenemos que organizarnos y volver a la carga, aunque no nos hayamos ido, solo nos hayamos tomado un respiro.
Se acaba el verano, queda poco para la fantástica vuelta al cole, algún día rayaré con rotulador uno de esos carteles…O todos, hasta que me quede sin rotulador.
Es importante que nos unamos para exigir, que no pedir, que ya nos corresponde por ley, una educación individualizada para nuestros niños y niñas.
Ser parte activa del cambio ayudando a otras familias, colaborando en campañas, saliendo del armario, visibilizando y normalizando.
La plataforma seguirá trabajando para ello, para que llegue un momento en que el mes de agosto no sea para darle vueltas en la cabeza al mes de septiembre y su vuelta al aula, aunque ahora si lo hagamos, sino para que le demos vueltas para venir en otoño con las pilas cargadas.
¡Feliz mes de agosto!

 

Alicia Antúnez Nogales.

 

¡Sal de la pecera!

Esta iniciativa es el primer proyecto de esta nueva etapa de la plataforma de apoyo a las altas capacidades.

Nuestro logotipo para esta iniciativa es un pez volador,  ¿por qué ?

Pensamos que los niños y jóvenes con altas capacidades son en el sistema educativo como peces voladores encerrados en una pecera:

No parecen peces bonitos, coloridos.

No llaman la atención.

Se sienten fuera de lugar, no terminan de encajar, pero no saben por qué.

Sus alas están plegadas; dentro de la diminuta pecera no pueden abrirlas y volar. Nadie se ha dado cuenta de que las tienen.

Necesitan salir de la pecera,necesitan ir al mar y poder volar, pero nunca podrán hacerlo si no somos capaces de ver sus alas.

La finalidad de este proyecto es utilizar las redes sociales para difundir información que ayude a:

  • Acabar con mitos y estereotipos.
  • Visibilizar las necesidades del colectivo.
  • Ayudar a familias,docentes y sanitaria a identificar las características de niños con altas capacidades.
  • Sacar a la luz el alto porcentaje de alumnado que hay sin identificar ni atender .
  • Concienciar sobre sus necesidades educativas.

Para ello publicaremos cada dos semanas infografías sobre altas capacidades. Queremos llevar la información fuera de los ámbitos exclusivos relacionados con el tema y utilizaremos las redes sociales para difundir en grupos de familias, docentes y sanitarios.

¡Ayúdanos a difundir!

Queremos que se vean sus alas porque merecen volar.

Pin It on Pinterest